sábado, 8 de agosto de 2009

GLADIATOR

Le prometí a uno de los lectores de este blog que el siguiente artículo que saldría publicado sería un poco más "ligerito", tal como dicho lector me sugería en su comentario. Bien. No sé si seré capaz de lograrlo con el tema de hoy pero, de todas formas, le agradezco a él y a todos los que se asoman por aquí su interés por estas páginas que sólo pretenden recordar la historia, recrearse en el arte y dar a conocer esta pequeña patria donde vivo: Villalpando y su Tierra de Campos. Si soy sincero, hasta hace bien poco pensaba que todas estas "historias de Varo" sólo le interesaban a Varo. Me alegra saber que no tenía razón.

En fin, vamos al tema.
Hoy he vuelto a ver, por enésima vez, la película "Gladiator". Los primeros diez minutos de la cinta son, en mi opinión, lo mejor de ella. Me refiero a la recreación de la batalla contra los germanos; salvo ciertos detalles, está muy lograda. Históricamente, esta secuencia se corresponde con una de las múltiples batallas y escaramuzas que tuvieron lugar en la frontera del Danubio durante los últimos años del emperador Marco Aurelio. Concretamente, en la película, esa batalla habría tenido lugar en el año 180 d.C, año que muere el emperador citado. Igualmente, la legión desplegada sería la III Itálica -como así me ha parecido ver en unos fugaces fotogramas-. Todo ello es veraz y rigurosamente cierto: Marco Aurelio murió allí, en Vindobonna (actual Viena), en el año 180, y la III Itálica también estuvo allí. Precísamente fue reclutada por este emperador para repeler a cuados, marcomanos y lombardos que se habían empeñado en cruzar la frontera del Danubio.
Pero además de la Legio III Itálica, también participó en esta batalla-o en otra de la misma guerra- la Legio X Gémina, la misma que ocupó durante varias décadas el campamento romano de Petavónium, en la zamorana localidad de Rosinos de Vidriales (dicho sea por puro prurito nacionalista).
Pero hay algunas cosas con las que ya no voy muy de acuerdo: Por ejemplo, he creido ver el estandarte de la Legio VII Gémina, que nunca estuvo en Germania, tan sólo estuvo acuartelada unos pocos años en Panonia (Hungría), asentándose posteriormente desde el 74 d.C hasta el final del Imperio en el campamento de la Legio VI Victrix dando origen a la ciudad de León.
Tampoco me convence la utilización en la película de artillería, justamente en una batalla que tiene lugar en un bosque. Cierto es que la ingeniería romana (también griega) había desarrollado una sofisticada maquinaria de guerra que, de hecho, no se superó hasta la aparición de las armas de fuego. Pero son, en su mayoría, máquinas de asedio, es decir, concebidas para el ataque estático a las murallas de una ciudad, en terrenos despejados. En sus desplazamientos se movían semidesmontadas arrastradas sobre ruedas por varias parejas de bueyes, lo que hacía muy lento su movimiento e imposible en los terrenos difíciles (por ejemplo, los bosques). Los onagros, que así se llamaban estas armas de torsión -descritas ya por los griegos en el 200 a.C-, también podían lanzar bolas de paja y resina ardiendo ("fuego griego"), pero sus disparos eran mucho más imprecisos. No creo que se utilizaran en las batallas que tuvieron lugar en los bosques de Vindobonna, en los últimos años de Marco Aurelio.
Sin embargo, en mi opinión, creo que esas batallas tuvieron que ser aún más cruentas de lo que muestra la película, precisamente por el difícil carácter de los enemigos que se enfrentaban a Roma y por la complicada orografía de los lugares donde se desarrollaron, lugares en los que las técnicas y tácticas de guerra romanas no eran efectivas. Como ejemplo, citaría las tres legiones que P.Q.Varo perdió en el bosque de Teotoburgo, también contra los germanos. Su desplazamiento en columna (no podía ser de otra manera) a lo largo de la selva de Teotoburgo hizo de esas legiones un blanco muy fácil, tan fácil que las tres legiones (la XVII, XVIII y XIX) fueron masacradas. Esto ocurrió en el año 9 d.C. Pocos años después, en el 16 d.C, Germánico volvió a poner firmes a los bárbaros del otro lado del Rhin, vengando la derrota de Varo y recuperando los estandartes de esas legiones que nunca más volvieron a ser reconstituidas. La foto del margen corresponde a la zona donde tuvo lugar esa batalla, muy similar a los lugares donde Marco Aurelio combatió a los germanos. Ustedes me dirán si la artillería romana pudo moverse por esos andurriales.
Respecto de la caballería que aparece en la película, diré que las legiones romanas contaban con dos "alas" de caballería, en total unos 500 hombres como mucho. Pero el poderío militar de la legión romana no residía en la caballería, sino en la infantería. Los equites romanos (en la época de Marco Aurelio), no eran fuerza de choque, sino auxiliar: ejercían labores de exploración, vigilancia, escolta y protegían los flancos de la legión (por eso se llaman "alas"). Quiero recordar que los romanos no conocieron los estribos hasta el final del imperio de Occidente, lo que hacía que el jinete fuera derribado fácilmente cuando cargaba. Los estribos fueron conocidos en el mundo romano tras ser derrotadas duramente las legiones por los visigodos en la batalla de Adrianópolis (año 378 d.C), quienes, a su vez, los habían importado de los hunos, y éstos de los chinos, quienes los habían conocido de los hindúes. Este detalle tampoco se ha cuidado en "Gladiator", pues la montura de Máximo luce unos preciosos estribos (este tipo de cosas son las que me revientan una película)
Precisamente, la derrota de Adrianópolis (en la Turquía europea) hizo que se abandonara el tradicional sistema de legiones para adoptar uno nuevo basado en unidades más pequeñas, muy móviles, reclutadas muchas veces de entre los pueblos bárbaros federados con el Imperio, y en las que la caballería adquirió mayor preponderancia, embrión de lo que sería la caballería pesada medieval.
Por lo demás, respecto del legionario de a pie que aparece en "Gladiator", aunque bastante idealizado, creo que su indumentaria y aspecto se han conseguido (salvo un par de legionarios que aparecen con pantalones vaqueros). En las batallas que tuvieron lugar en los bosques del Danubio debieron de avanzar en líneas por la imposibilidad de hacerlo en "testudo"o formación de tortuga. Ello implicaba la sujección del escudo rectangular (scutum) con la mano izquierda y el "pilum" (lanza ligera) con la derecha. El avance se hacía por cohortes, al paso y sin romper la formación, lo que causaba pavor a los desordenados germanos. A la distancia adecuada, el centurión daba la orden de lanzar el pilum, desenvainando inmediatamente el gladio (espada corta importada de los celtas). Instantes después comenzaba el cuerpo a cuerpo pero no de una forma impulsiva y desordenada (como solían hacerlo los pueblos germanos) sino de forma compacta, lo que implicaba que el hueco que dejaba el legionario caido fuera inmediatamente ocupado por otro compañero. Así habían luchado también los oplitas y las falanges griegas.
Como ya he dicho, esta fue la forma romana de hacer la guerra hasta la irrupción de la vertiginosa caballería goda en Adrianópolis. Lo que vino después podría ser objeto de otro artículo, si es que interesa.

Varo

7 comentarios:

Xibeliuss dijo...

Gran artículo, Varo. Coincido contigo en que la batalla inicial es lo mejor de la película... y me alegra también la mención a la Legio X Gemina, también prurito nacionalista, supongo. Muy interesante los detalles que aportas.
Creo que la impresión de los pueblos bárbaros ante una formación ordenada (tipo tortuga u otras) debía de ser tremenda... y también tremendo el valor y la disciplina romanas para mantenerla.
Siempre me llamó la atención la figura de P. Quintilio Varo. Los grandes derrotados tienen tanto interés como los grandes vencedores.
Saludos.

Anónimo dijo...

Totlmente de acuerdo contigo y con Xibeliuss, la batalla inicial lo mejor de la películay uno de los detalles que precisamente me preguntaba era el de los estribos de la montura de Maximo, ya me lo has aclarado.
El detalle de los pantalones vaqueros de algunos legionarios no lo percibi, tal vez tendria que volverla a ver, como tú.
Un saludo y gracias por este articulo.

Enrique dijo...

Me encanta que existan personas que, como tú, analicen los detalles históricos de las películas. Y por eso me molesta enormemente que los productores no le den importancia a esos "detalles" que, seguramente, los documentalistas les advertirían y que ellos prefieren obviar.
"Total,...¿qué son unos estribos o un estandarte equivocado frente a la majestuosidad del resto del film?" - dirán los muy cenutrios.
Para mí sí tiene importancia. Y me alegro que lo destaques.
Por lo demás, una entrada impecable que no solo interesa a Varo.

Esperando la siguiente.
Abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Varo, buen articulo, es alucinante lo que controlas de los aspectos historicos. Pero permiteme que intentemos ir un poco mas al trasfondo del asunto, ¿que es lo que lleva a un productor americano a invertir una millonada en recrear historietas del imperio americano (digo romano) y ademas poniendo de prota a un "hispano".
¿Solo les mueve la pura recaudacion en taquilla o por derechos de television? o acaso se busque lanzar un mensaje mas subliminar hacia "sus tropas", compuestas casuaalmente en su mayoria por negros e hispanos como carne de cañon.
En cierta ocasion le comente a un profesor algo sobre los motivos que podian llevar a hacer algo a alguien o algun grupo y me señalo que eso no era historia, eso era sociologia y entonces descubri que solo me intersaba la historia (aquello que aparece en los escritos) en la medida que me ayudase a entender los motivos, nunca los hechos.

Por suerte o por desgracia los hechos son muy, pero que muy variopintos, en unos y otro lugar, pero los motivos suelen ser muy pocos y casi siempre los mismos a lo largo del tiempo y el espacio.

un saludo

Intercatiensis

Jorge y Silvia dijo...

debes agradecerle a un compañero cantabro el enlace a esta página. Muy bueno tu artículo.

Te puedo asegurar que a cualquier guerrero no solo era la formación lo que acojonaba. Ver a un legionario con cara de mala hostia, con un pedazo escudo y con la lorica segmentata, desespera a cualquiera. Te lo digo por experiencia

Varo dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. He estado fuera y no los he visto hasta hoy.
Gracias, again.

Anónimo dijo...

La vista no te falla, es el estandarte de la legio VII Gemina que en ese momento debería estar acantonada en Legio(León).